ícono de cierre Cerrar

Oferta y demanda

Para satisfacer la creciente demanda de los aserraderos, dos compañías de tala de árboles del sur están pasando de métodos de tala o cortes específicos.

Oferta y demanda: es una realidad diaria para cualquiera en la industria de la tala de árboles. Los propietarios toman decisiones sobre la oferta. Los aserraderos responden a las demandas del mercado. Y los leñadores luchan con ambos a la vez que apaciguan a los propietarios, los asesores de maderas y los aserraderos.

Pero es menos frecuente que el principio icónico de oferta y demanda contribuya a un cambio más sísmico en la forma en que se cosecha la madera. Esto es especialmente cierto en una región que ha brindado mucha de la madera producida en EE. UU. por siglos.

Sin embargo, eso es exactamente lo que sucedió el año pasado cuando dos compañías de tala de árboles en el sur fueron abordados por sus respectivos aserraderos acerca de pasar de la tala convencional de la región a la tala de cortes específicos para poder satisfacer las crecientes demandas de los aserraderos.

Fue una solicitud desafiante en una región que es conocida tradicionalmente por usar cargadoras con aguilón articulado, desramadoras, e incluso sierras de arco para cortar troncos a longitudes aleatorias. Pero los aserraderos vieron la oportunidad y los propietarios de Smith Logging Company y Oakland Wood Products la aceptaron, dándole un cambio radical a la industria de tala de árboles del sur y abriendo el camino a las ganancias.

OAKLAND WOOD PRODUCTS

Clark Snipes sonríe cuando piensa en la reacción a los métodos de tala de cortes específicos que está trayendo a Americus, Georgia.

"La gente habla de nosotros y quieren venir a ver [nuestro procesador]", dice. "Hay gente que viene al bosque para ver cómo es".

Cuando estudiamos los 159 acres de pino que Snipes y su equipo están cortando en Stewart County, es evidente que la compañía le ha tomado el gusto al procesamiento.

Lugar de trabajo de Oakland Wood Products

Una máquina oscilante 2154G totalmente nueva de John Deere con un cabezal del procesador 622B Waratah está haciendo un trabajo rápido con los pinos de aroma dulce en el trecho de 15,000 acres. Aunque el operador, Chris Hardened, solo estuvo usando la máquina poco tiempo, ya puede manejarla con la eficiencia de un profesional experimentado.

Oakland Wood Products, creada hace solo cuatro años por Snipes y su socio, Jess Alexander, se convirtió en pionera en la tala de árboles en Georgia.

"El proceso de cortes específicos es nuevo para nuestra zona. La gente de aquí pide venir a ver nuestro nuevo procesador, y quedan asombrados por él y por lo que hizo por nuestras cifras de producción. Somos propietarios muy orgullosos", dice Alexander.

Cuando su aserradero los consultó sobre el uso de cabezales de procesamiento, Snipes tomó la solicitud como un desafío.

"Hay dos maneras de analizar el asunto. Puedes decir: 'No, no lo haré', o puedes decir: 'Seamos los primeros en hacerlo y subirse al tren'". La inversión valió la pena el riesgo. "Nuestras cifras de producción rondaban las 55 cargas por semana, y desde que agregamos esta máquina ahora hacemos de 70 a 75 cargas, a veces 80 cargas por semana", dice Snipes. "Eso basándonos meramente en la incorporación del procesador; no se hizo ningún otro cambio de maquinarias".

Snipes atribuye ese rápido aumento en la producción a las maquinarias, como también al apoyo que recibieron de su distribuidor, Flint Equipment.

Cuando compraron las nuevas maquinarias, también recibieron el paquete  de servicio y el sistema de medición TimberRite que controla cuántos troncos se cortaron y a qué longitud.

"Cuando nuestro operador se subió al procesador, le llevó cerca de un mes a un mes y medio acostumbrarse, que creo que es una curva de aprendizaje bastante corta para una máquina con tantos botones", Snipes dice con una sonrisa. "Lo hizo muy bien. No es una máquina difícil de operar".

SMITH LOGGING COMPANY

Para Smith Logging Company, con sede en Grays, Carolina del Sur, la relación riesgo-recompensa ha sido similar.

Mientras que el dueño Sherwood Smith ha estado en la industria de la tala de árboles durante más de 35 años, no ha sido reacio para abandonar la tala más tradicional por un método de tala de cortes específicos. Ya ha realizado grandes cambios en su vida, era un conductor de camiones por carretera antes de hacer el cambio a la tala de árboles.

Lugar de trabajo de Smith Logging Company​​​​​​​

"Hoy en día, todo es tan competitivo que tienes que aprovechar al máximo cada pedazo de madera", dice Smith. "No hay muchos procesadores en esta zona. Nunca pensé siquiera en un procesador hasta que en el aserradero comenzaron a hablarme de él. Creo que va a ser una situación beneficiosa para ambos".

Smith dirige un equipo de siete personas, incluyendo a su hijo, Warren. Juntos están limpiando 57 acres de pino en Hardeeville, Carolina del Sur, el corazón del "Lowcountry". Mientras que Smith solía dirigir su operación con una  desramadora, recientemente agregó una nueva 2154G con un cabezal de procesador 622B Waratah. Si bien el cambio ha sido un ajuste, valió la pena.

"Antes de que tuviéramos el procesador John Deere, hacíamos de 15 a 18 cargas por día. Ahora conseguimos de 30 a 34 cargas por día", dice Smith. "Antes de tener el procesador, teníamos un hombre cortando todo en la cubierta y también usábamos una desramadora.

Cuando tratas de poner cada pedazo de madera en una desramadora, eso te retrasa. El procesador es mucho más rápido y ha facilitado mucho las cosas".

El operador de Smith Logging, Malachi Sanders III, concuerda. "La máquina de John Deere es amplia y cómoda, es una máquina con buen funcionamiento, y es muy inteligente. Lo que más me gusta del cabezal 622B de Waratah es que, lo que sea que le pida, lo logra".

Si bien Smith está por retirarse, para disfrutar de sus cuatro nietos y la pesca, la tala de árboles lo mantiene activo todos lo días, por el momento.

"Todos los días es algo diferente. Eso es lo que hace interesante al negocio de la tala de árboles". Smith Logging Company y Oakland Wood Products reciben el servicio de Flint Equipment Company, Albany y Savannah, Georgia.

Este artículo apareció primero en la publicación The Landing de John Deere en el verano de 2018.



Volver a Noticias y eventos