ícono de cierre Cerrar

Incremento en las ganancias en el sur

El cambio puede ser difícil, especialmente si se produce después de un largo tiempo trabajando con las mismas maquinarias y métodos. En el caso Harrison Logging Inc., Wade Byars Logging LLC y Bar Forest Products LLC, el cambio era necesario.

Estas compañías, todas con sede y trabajos en el sur de EE. UU., se adaptaron a los cabezales de procesamiento de Waratah para cortes específicos y ahora están cosechando los beneficios de sus decisiones.

Efectuar el cambio

Kevin Harrison, presidente, Harrison Logging Inc.
Kevin Harrison, presidente, Harrison Logging Inc.

Para Kevin Harrison, presidente de Harrison Logging, en Grenada, Misisipi, fue una decisión calculada ya que notó que los aserraderos se estaban volviendo más estrictos acerca de la calidad de los troncos. El padre y el abuelo de Harrison empezaron el negocio a principios de la década de 80.

"Me gusta crecer con la época", expresó Harrison. "El procesador, para mí, es una señal del futuro, de la forma en que los aserraderos quieren los troncos. Creo que el cabezal Waratah representa al futuro de la tala de árboles".

Wade Byars, cuya operación, Wade Byars Logging, inició su actividad en 1992, ya había usado antes una desramadora de empuje, una operación típica en el sudeste. La compañía de Carroll County, Misisipi, notó rápidamente la diferencia cuando compraron la Waratah HTH622B a Stribling Equipment. Les gustó tanto el cabezal que también compraron una HTH623C, la cual ahora es la maquinaria principal.

"Waratah es prácticamente lo mejor de la línea, el Cadillac de la industria del procesamiento", exclamó Byars. "Le diría a todos que la mejor opción es Waratah".

Wade Rolison, propietario de Bar Forest Products en Butler, Alabama, tuvo en cuenta la eficiencia antes de cambiar al proceso de cortes específicos. La compañía, que comenzó su producción de tala de árboles a tiempo completo en 2005 con un equipo y que con el tiempo creció hasta tener siete equipos, compró una Waratah HTH622B.

"Buscábamos formas de que nuestro negocio de tala de árboles sea más eficiente, no necesariamente más productivo, sino más eficiente", comentó Rolison. "Empezamos a buscar diferentes procesadores hace alrededor de un año y recién ahora empezamos a adaptarnos al cabezal Waratah. Apenas hemos decidido elegir la 622B para ser verdaderamente eficientes en nuestro negocio y ver cómo nos ayudaría a manejar mejor los sistemas de corte específico".

Hora de hacer la transición

Wade Rolison, propietario, Bar Forest Products LLC
Wade Rolison, propietario, Bar Forest Products LLC

Para cada una de las tres compañías, la transición se realizó sin inconvenientes. Un miembro del equipo de asistencia de Waratah estaba en el lugar durante la entrega de cada cabezal, para ayudar a calibrar la configuración de la maquinaria y explicar el uso correcto del cabezal.

Las compañías apreciaron este enfoque práctico porque era diferente de sus experiencias con otras maquinarias compradas en el pasado.

"Cuando recibimos la entrega del nuevo cabezal 623, el equipo de Waratah vino y nos ayudó a prepararnos. Se aseguran de que todo esté bien, que esté cómodo con él", dijo Byars.

Más allá de la implementación, Rolison también quedó impactado por la confianza que el equipo de Waratah tenía en sus productos.

"El vendedor dijo que nos garantizaba que no iba a fallar", afirmó Rolison. "Eso me quedó grabado en la mente porque, hoy en día, cuando alguien respalda su producto significa mucho para nosotros en el negocio de la tala de árboles, ya que están dispuestos a poner su producto a prueba".

Rolison se dio cuenta rápidamente de la confiabilidad y la razón por la que el equipo de Waratah respaldaba sus cabezales de procesamiento y cosecha.

"El modelo 622B fue construido con resistencia", dijo Rolison. "No es solo un eslogan, sino una verdad. No tuvimos tiempo de inactividad con el cabezal hasta el momento. Por lo general, he visto a algunos competidores con los que se tiene tiempo de inactividad, pero el modelo 622 es fuerte y confiable".

El mantenimiento simple y la disponibilidad de los cabezales Waratah fueron dos características que Byars también notó en su operación.

"Son muy resistentes", dijo Byars. "Quiero decir, desraman mucha madera. Parecen complicados, pero no lo son. Son muy simples de mantener y de arreglar. Lo soportan todo y no lo demuestran".

Harrison también destacó la precisión del cabezal Waratah.

"El procesador Waratah ayuda a que cada tronco sea del tamaño correcto", explicó Harrison. "Suaviza los nudos mucho mejor que una desramadora de empuje. Las topadoras de troncos no tienen problemas con las copas. Se generan menos desperdicios de madera. Se procesa toda la madera y se la envía a los aserraderos. Los aserraderos aman al procesador".

Disfrutar de los beneficios

Wade Byars e hijo, Klint Byars, Wade Byars Logging LLC
Wade Byars e hijo, Klint Byars, Wade Byars Logging LLC

Después de adaptarse a los nuevos cabezales de procesamiento de corte específico, los negocios rápidamente vieron los beneficios de la función de corte específico de Waratah.

"Reconozco que la producción es más uniforme y la calidad de la madera es lo mejor que he visto, llevando cada rama al aserradero correcto y obteniendo más dinero de cada árbol, lo cual, en el mercado actual, significa mucho", dijo Harrison.

Byars explicó que un cambio importante mejoró la consistencia en la producción.

"La diferencia que notamos principalmente entre la operación de empuje y la operación con procesador es que este último es más consistente con la producción que necesitamos tener en el mercado actual", añadió Byars. "Con la desramadora de empuje, podíamos llevar la producción más o menos irregular. El procesador ofrece una producción diaria más consistente".

Con anterioridad, la compañía había transportado unas 100 cargas en varios días, pero ahora puede transportar 106 cargas en apenas tres días y medio. Byars está contento con esta decisión. El hijo de Byars, Klint, que opera la HTH623C, estuvo de acuerdo, señalando las siete a 10 cargas adicionales por día.

"La mayor diferencia con Waratah es definitivamente la producción, luego la facilidad de ordenar entre especies", afirmó Klint. "Esa es la principal diferencia para mí, cuando tomas el tronco, ya sabes cuál será el diámetro en vez de adivinarlo en tu mente. Si quieren una copa de siete pulgadas, eso es lo que busco".

Con el clima y otras variables que afectan la cantidad de días laborales, además de la evolución de la industria de la tala de árboles, contar con un cabezal confiable es de máxima importancia.

"Cuando vamos a trabajar, espero trabajar", dijo Harrison. "Es por eso que uso equipos más nuevos y es una de las razones por las que elegí el procesador. Compramos mucha madera propia y tratamos de obtener el máximo valor monetario de cada pieza de madera que cortamos y procesamos".



Volver a Noticias y eventos