ícono de cierre Cerrar

Jim Collins Logging

Aquí se muestra a Jim Collins, propietario, junto con Dave Peterson, quien opera el cosechador 703JH con cabezal colgante 622B, y Elmer Fudd, operador de uno de sus autocargadores.

Los bosques de la Península superior de Míchigan son mucho más que un hogar para Jim Collins. Son el lugar donde disfruta de su tiempo libre y se gana la vida. Cuando Jim no sale a cazar, pescar ni acampar, opera un pujante negocio de tala de árboles.

Jim comenzó con el negocio de la tala de árboles en Lanse, Michigan, con dos de sus hermanos y un equipo de tala. En 1987, se independizó y fundó Jim Collins Logging con dos topadoras de troncos de cable John Deere, una cortadora y una sierra de calor Hydro Ax. En 2004, amplió su negocio con un equipo para madera corta.

Cuatro años más tarde, su negocio experimentó otro crecimiento cuando firmó un contrato para realizar operaciones de cosecha de madera dura para Plumb Creek, una sociedad de inversión inmobiliaria que se centra en producir y cosechar madera y que además posee el terreno más grande del país. Para satisfacer la demanda de sus nuevas responsabilidades y para duplicar la producción de la compañía, contrató un segundo equipo.

Mientras visitaba el Congreso sobre tala de árboles 2012 en Michigan, compró una nueva cosechadora John Deere 703J con un cabezal colgante Waratah 622B. "Quería una máquina duradera y de buena calidad que mejorara mi disponibilidad", explicó. Desde entonces, ha comprado otra cosechadora John Deere 703 con otro cabezal Waratah 622B. Actualmente está logrando alrededor de 23 cargas de madera por semana para Plumb Creek.

"Waratah ha estado presente haciendo visitas de seguimiento desde que me entregaron las máquinas", comentó Jim. "Hablan con mis operadores y escuchan sus comentarios; luego hacen los ajustes necesarios para que haya una correspondencia entre las máquinas y los operadores, y así puedan alcanzar sus más altas expectativas.

Jim espera que el amor por los bosques y el negocio familiar continúen mucho después de que se jubile. Su hijo, Chad, ha comenzado un exitoso negocio de tala de árboles y Jim espera que sus otros dos hijos también sigan sus pasos.



Volver a Noticias y eventos